Nominan a Cofresí para Grammy Latino

El disco de la opereta Cofresí, de Rafael Hernández, está nominado al Premio Grammy Latino a la Mejor Grabación, categoría de Música Clásica, por la Academia Latina de las Artes y Ciencias de la Grabación.  La obra se grabó en vivo durante la función del pasado 2 de febrero, en el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré, en una producción de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, como parte de la celebración de su centenario. 
 
Se trata de la primera vez que una obra clásica puertorriqueña de esta magnitud es nominada al Grammy.  Con la sola nominación, Cofresí, de Rafael Hernández, se situó entre las primeras seis obras clásicas grabadas durante este año, de entre más de 600 posibles candidatos provenientes de Estados Unidos, América Latina y Europa.
 
“Esta nominación es importante para el País porque no sólo pone de manifiesto la calidad indiscutible de la que somos capaces, sino que además nos vincula musicalmente con el resto de los países de habla hispana, para quienes Rafael Hernández -48 años después de su muerte- continúa siendo un ícono de convergencia cultural”, expresó el licenciado Manuel J. Fernós, presidente de la Interamericana. 
 
Fernós añadió que: “El público internacional está familiarizado con los Grammy y con el honor que representa una nominación a dichos premios, pero cabe recalcar que cuando se trata de música clásica, el elemento de calidad es vital y reviste una importancia que trasciende aquellos ganchos de popularidad y mercadotecnia que suelen aplicarse a las producciones de música popular”.
 
La música de Cofresí, de Rafael Hernández (bajo el sello discográfico Peer Music International) compite por el Premio Grammy con las grabaciones:  Adagio (Alba Records), Brasileiro (Decca), Dvorák Symphonies 3 & 6 (Warner Classics), Un Olhar sobre Villa-Lobos (Borandá) y Villa-Lobos Symphony No. 6 & No. 7 (Naxos).  Su nominación coincide, además, con la exaltación de El Jibarito, Rafael Hernández, al Latin American Songswriters Hall of Fame.
 
La grabación de esta pieza maestra del teatro lírico puertorriqueño, que data de 1949, fue posible gracias a la reconstrucción realizada por el profesor Francisco Figueroa, bajo la supervisión del maestro Roselín Pabón, director emérito de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico. Esta prestigiosa entidad plasmó por primera vez su talento en un disco comercial de tanta envergadura.  La lírica original del escritor Gustavo Palés Matos fue revisada y adaptada por el reconocido director artístico Pablo Cabrera.
 
En esta producción, la Interamericana aunó los esfuerzos de voces privilegiadas del patio, como el tenor Rafael Dávila (Cofresí) y la soprano Elaine Ortiz Arandes, la mezzosoprano Ilca López y el barítino Guido Lebrón, respaldados por un selecto grupo de actores y por un coro compuesto por estudiantes del Recinto de San Germán de la Inter y del Conservatorio de Música de Puerto Rico, dirigidos por el doctor William Rivera. La masterización digital del disco estuvo a cargo del ingeniero de sonido, Michael Bishop, varias veces ganador de Premios Grammy.
 
La premiación del Grammy Latino tendrá lugar en la ciudad de Las Vegas, el próximo 21 de noviembre.